Preguntas frecuentes

¿La nicotina causa cáncer?

Preguntas frecuentes

El tabaquismo es considerado como uno de los causantes más comunes de cáncer a nivel mundial. Esto se debe, en parte, a las miles de sustancias tóxicas que se ingieren al fumar o al masticar tabaco. Pero la sustancia que causa la adicción: la nicotina. ¿Es una de ellas?

En este artículo responderemos esta y otras preguntas relacionadas con la nicotina.

¿Qué es la nicotina?

Antes de iniciar, es importante entender lo que es esta sustancia, sus usos comunes y cómo afecta al organismo

A grandes rasgos, la nicotina es una sustancia química con componentes de nitrógeno que se encuentra en gran cantidad de plantas, incluso en alimentos comunes como las papas y los pimientos.

Si bien, es una sustancia relativamente común en la naturaleza, es en el tabaco donde encontramos las dosis más altas en su estado más puro.

Sus usos

Aparte de los cigarrillos, la nicotina se utiliza como insecticida industrial ya que en altas dosis es muy tóxica. Para dar una idea, si inyectáramos la cantidad de nicotina que contiene un cigarrillo en el torrente sanguíneo, es probable que mueras en cuestión de minutos.

Aun así, en dosis pequeñas se usa mucho también en el sector farmacéutico.

Lo que le sucede al cuerpo

Sin contar los efectos colaterales de otras sustancias que cuenta el humo del tabaco, la nicotina es un sedante y estimulante potente, es decir, hace que te aletargues y al mismo tiempo incrementen los niveles de dopamina en el cerebro.

Otros efectos comunes son el aumento del ritmo cardiaco, la leve disminución de la producción de insulina en el páncreas y la aceleración del metabolismo.

En cuanto a la tolerancia de la nicotina, el cuerpo se adapta relativamente rápido a sus efectos. De ahí la adicción y el síndrome de abstinencia tan desagradable cuando estás dejando de fumar.

Entones ¿Sí causa cáncer?

De momento no hay estudios suficientes como para asegurar que la nicotina es igual de cancerígena que el alquitrán (y otras sustancias) del humo del tabaco. Sin embargo, como se mencionó en los puntos anteriores, la nicotina en dosis altas es muy tóxica.

De lo que se sabe, en dosis prolongadas la nicotina puede causar muerte celular. Esto a su vez aumenta la probabilidad de crecimiento y reproducción de células malignas resistentes.

Otro efecto secundario que se ha demostrado es que la nicotina afecta levemente la eficiencia de algunos medicamentos contra el cáncer y quimioterapias (principalmente para cánceres de células pequeñas). En bajas dosis puede aumentar la reproducción celular, esto incluye las células cancerígenas.

En ratas de laboratorio, se está investigando una posible relación entre la nicotina (en dosis medias-altas) y el aumento de la agresividad del cáncer de páncreas. De momento, sigue como hipótesis.

Conclusión

En términos generales, aunque la nicotina no es considerada una sustancia cancerígena en sí, es verdad que los productos que la contienen, normalmente sí lo son.

Actualmente, incluso productos sustitutos de nicotina como son los famosos cigarrillos electrónicos, no se sabe a ciencia cierta sus efectos en la salud. Por lo tanto, si buscas algún sustituto de nicotina para dejar de fumar, utiliza productos únicamente autorizados por órganos reguladores. Para cualquier duda, consulta a tu médico o especialista de la salud.