Métodos

Parches de nicotina ¿Funcionan?

Guía para entender y utilizar los parches para dejar de fumar

Métodos

Los parches de nicotina son uno de los métodos más comunes para dejar de fumar, y probablemente si estás dejando el hábito, alguien te los haya recomendado.

Al día de hoy, los parches pueden conseguirse fácilmente en las farmacias o por internet, y no requieren ningún tipo de receta médica para vendértelos. Pero ¿De verdad son tan efectivos como dicen? ¿Cuáles son sus efectos? ¿Qué hay que tener en cuenta antes de comprarlos? En este artículo te traemos las respuestas a estas preguntas.

¿Cómo funcionan?

Los parches, como cualquier otro método de sustitución de nicotina, tiene como objetivo calmar el síndrome de abstinencia mientras se está dejando de fumar a través del suministro de nicotina.

En cuanto al funcionamiento, el parche se adhiere a la piel como un vendaje adhesivo y administra una cantidad pequeña y constante de nicotina a través de la piel que va hacia el torrente sanguíneo.

La dosis y la duración de nicotina que se absorben, dependen completamente del tipo de producto que se esté utilizando, pero lo normal es que los parches de las primeras etapas suministren una cantidad similar de nicotina que un paquete de cigarrillos (21 mg) durante 24 horas. Luego de algunas semanas, las dosis van bajando (14 mg) hasta llegar al punto en el que el cuerpo se puede adaptar completamente a la falta de nicotina en la sangre.

Efectividad

De acuerdo a distintos estudios ha quedado demostrado que las terapias de reemplazo de nicotina pueden ser muy efectivas para dejar de fumar.

De acuerdo a una encuesta del National Cancer Institute en compañía de Smokefree.gov, el usar parches de nicotina puede duplicar las probabilidades de éxito para dejar de fumar.

Aunque lo más destacado de los parches es su efectividad para calmar la abstinencia física, también se sabe que es puede ayudar a superar el componente mental de la adicción, ya que al disminuir los síntomas, el cerebro desapega el cigarrillo con el placer.

Efectos secundarios

En general, los efectos colaterales más comunes de los parches de nicotina son:

  • Enrojecimiento, salpullido y comezón en el área de aplicación del parche.
  • Insomnio y problemas de sueño.
  • Malestar estomacal, dolor de cabeza y mareos.
  • Puede disminuir el efecto de algunos medicamentos (para más información, consulta las instrucciones del producto)
  • Si no se cumple de forma adecuada el tratamiento, en algunas personas pueden generar un grado de tolerancia y adicción.

Si se llegan a sentir síntomas y malestares como taquicardia o vómitos, se debe parar el tratamiento inmediatamente. Pero, si estos no disminuyan a las pocas horas, se debe ir inmediatamente con un médico.

Cosas que debes tener en cuenta

Si eliges este método, ten en cuenta lo siguiente:

  • Los parches son un excelente método para controlar los síntomas físicos de la abstinencia de la nicotina, sin embargo, para que sean exitosos, tienen que estar completamente comprometida la persona. Ver más: ¿Cómo dejar de fumar? Guía completa.
  • La absorción puede ser lenta, así que en el caso de antojos repentinos son más efectivos los chicles y lo inhaladores.
  • La duración del tratamiento suele ser de 8 a 12 semanas. Para ser más efectivo, es recomendable completarlo.
  • Funcionan muy bien para controlar las ganas de fumar por la mañana.
  • No requieren receta médica en la mayoría de los países. Su precio es muy similar al de las cajetillas de cigarrillos.
  • Antes de usarlos, no olvides seguir correctamente las instrucciones.
  • Si se fuma mientras se está utilizando el parche, puede causar una sobredosis nicotina. Esto puede ocasionar vista borrosa, vómitos y taquicardia.