Métodos

Realidades y mitos de los cigarrillos electrónicos

Todo lo que debes de saber antes de utilizar alguno de estos productos

Métodos

Desde hace algunos años los cigarrillos electrónicos se han convertido en una tendencia importante en los países de occidente, en especial en aquellos donde el consumo de tabaco ha disminuido.

Para dar una idea de su creciente popularidad de estos dispositivos, el “vapear” (como se le llama a la acción de inhalar y exhalar el vapor) es la forma de consumo de nicotina de mayor crecimiento entre los jóvenes de Estados Unidos. Incluso se espera que dentro de la próxima década superen en ventas a los cigarrillos de tabaco tradicionales.

Asimismo, los cigarrillos electrónicos están dentro de los métodos más comunes para dejar de fumar, ya que muchos aseguran que ofrecen “un efecto similar al tabaco tradicional, pero con una cantidad menor de toxinas”.

Si bien. este tipo de productos son parte de una nueva tendencia que viene en aumento ¿qué tanto conoces sobre ellos? ¿son tan inofensivos como algunos aseguran? ¿o pueden ser incluso peores que los cigarros normales? En este artículo te traemos una lista de hechos y mitos sobre los cigarrillos electrónicos.

¿Qué son los cigarrillos electrónicos?

Normalmente lo que se considera como “cigarrillo electrónico” es a un dispositivo electrónico que transforma el líquido en vapor a través de atomizadores y calentadores, esto con el fin de que la persona pueda inhalarlo.

El líquido que se vaporiza por lo general contiene sustancias como nicotina, glicerina y algunos saborizantes químicos. Aunque esto dependerá mucho del producto que se adquiera y de la fórmula del fabricante.

¿No son dañinos para la salud?

Una creencia generalizada detrás de los cigarrillos electrónicos es que “son menos perjudiciales que los cigarros comunes” ya que no generan el alquitrán y dióxido de carbono de la quema del tabaco. Pero ¿Qué tan dañinos para la salud son?

Si bien, es verdad que al no tener combustión se reducen considerablemente muchas sustancias perjudiciales del tabaco, eso no significa que estén libres de un impacto negativo. El Dr. Grant Martin explica:

“El impacto negativo de fumar se conoce bien gracias a las décadas de investigación. De momento todavía no hay muchos datos como para concluir sobre los efectos de los cigarrillos electrónicos, pero eso no es sinónimo de que sean inofensivos”

Otra razón importante por la que es difícil sacar conclusiones, es la enorme cantidad de productos distintos que hay en el mercado. Por ejemplo, podemos encontrar desde líquidos para vapear simples elaborados con agua y saborizantes, a otros que contienen cientos de químicos.

De los efectos negativos más comunes que se conocen:

  • Una investigación entre docenas de líquidos diferentes encontró que la mayoría que contenía nicotina, tenían un alto porcentaje de TSNA: uno de los cancerígenos más potentes del tabaco. De acuerdo a la información, el aumento del TSNA se debe al procesamiento químico que se utiliza para extraer la sustancia de la planta.
  • El nivel de algunos metales pesados como plomo y níquel pude ser 4 veces mayor que los cigarrillos tradicionales. También se ha encontrado un nivel considerablemente alto de mercurio en los dispositivos más económicos.

Su poca regulación

Relacionado con el punto anterior, al no existir todavía una regulación clara en su fabricación y venta, es verdad que los productos que hay en el mercado pueden ser incluso más peligrosos que el tabaco común.

Hay que tener en cuenta que la mayoría de los cigarrillos y líquidos son fabricados en China o en sudeste asiático sin tener estándares de calidad ni de sanidad en su fabricación. Asimismo, nunca hay que confiar completamente en los ingredientes que hay en las etiquetas; una investigación reciente demostró que la mayoría de ellos no cumplía con los ingredientes activos que marcaban.

De momento, diversas instituciones de salud de todo el mundo están desarrollando planes para regularizar los cigarrillos electrónicos. Sin embargo, para lograrlo pueden necesitarte muchos años más de investigación.

¿Son adictivos?

Otra pregunta muy común sobre los cigarrillos electrónicos es “¿Te puedes volver adicto al ‘vapeo’?”.

Si bien, muchos usuarios habituales aseguran que no les causa adicción, lo cierto es que todo va a depender de la sustancia que esté hecho el líquido.

En el caso de los productos que contienen nicotina (la sustancia que causa la adicción en el tabaco), es alta la probabilidad de que cause adicción física. A pesar de que todavía se sigue estudiando sobre sobre el grado de adicción, se estima que causa una dependencia similar a cualquier otro producto que incluya nicotina.

¿La nicotina causa cáncer?

Los efectos en la salud ocasionados por la nicotina. Asimismo, respondemos la pregunta si la nicotina causa cáncer.

Su efectividad para dejar de fumar

Originalmente los cigarrillos electrónicos surgieron como una alternativa para aquellas personas que querían dejar de fumar. Pero ¿realmente qué tan efectivos son para dejar el tabaco?

Distintas investigaciones muestran que los cigarrillos electrónicos han logrado ayudar a algunas personas a dejar de fumar cigarrillos, mientras tanto, otros sugieren que pueden alargar la adicción a la nicotina. El Dr.Doru Paul explica estos resultados:

“Hay muchos ex fumadores que han utilizado los cigarrillos electrónicos como sustitutos a los cigarrillos comunes. Por esa razón es frecuente escuchar que estos artículos (cigarrillos electrónicos) funcionan bien para dejar de fumar, sin embargo, de momento son solo una alternativa para los fumadores.”

Así que, si tienes pensado adquirir uno de estos productos para dejar de fumar, lo ideal es investigar lo máximo posible y consultar a tu médico primero. En todo caso, puedes visitar nuestra categoría de consejos para dejar de fumar, que te puede ser de gran ayuda para dejar la adicción.